miércoles, 16 de julio de 2008

Mis emociones fílmicas: Rocky

Ejem, yo confieso que me conmuevo con films que nada que ver para otros. Cuento, entre ésos, la saga de Rocky. En Rocky II siempre se me vienen los mocos cuando, tras ganarle a Apolo al final, le dedica a su mujer el título diciendo algo así con las cámaras de tv. que se le venían encima: ... a excepción del día en que nació mi hijo, este es el más feliz de mi vida... Adriane... lo logré! (apelo a mi memoria por si alguno me quiere gastar).

Y, qué le vamos a hacer. Sabedores de este punto débil mío, Martín me arrima una fuente internetística que transcribe parte de la conversa más emocionante, para mí, de Rocky VI (Rocky Balboa) que es cuando le habla a su hijo saliendo del restaurante.
Dejo esta parte diría sublime para compartirla con ustedes del blog de un tal loco Bender:

Este Rocky es puro corazon che. ¿Quien no crecio escuchando sus enseñanzas y emocionandose en sus combates? Nos enseño mucho mas sobre la vida que esas peliculas pedorras seudointelectuales que aplauden de pie tipos raros con polera y enteojos que al salir del cine siguen enfrascados en su mundo de fantasia y LSD. "Me llego al corazon", "Que profunda", por dios, como si lo complejo o enmarañado fuese lo bueno y lo simple lo malo (...)

De la pelicula Rocky Balboa...:

"Déjame decirte algo que ya sabes.
El mundo no es arcoiris y amaneceres.
En realidad es un lugar malo y asqueroso.
Y no le importa lo duro que seas,
te golpeará y te pondrá de rodillas,
y ahí te dejará si se lo permites.
Ni tú ni nadie.. golpeará tan fuerte como la vida.
Pero no importa lo fuerte que puedas golpear,
importa lo fuerte que pueda golpearte y seguir avanzando,
lo mucho que puedas resistir, y seguir adelante.
¡Eso es lo que hacen los ganadores!
Ahora, si sabes lo que vales, ve y consigue lo que vales.

Pero debes ser capaz de recibir los golpes
y no apuntar con el dedo y decir que eres lo que eres
por culpa de ese o el otro. ¡Eso lo hacen los cobardes!
¡Y tú no eres un cobarde! ¡Tú eres mejor que eso!"

No hay comentarios.:

Publicar un comentario