viernes, 23 de mayo de 2008

Vamos a una pausa...

Después de bastante tiempo de no subir nada, y tras algunos llamados de atención de los zalameros de siempre (que son muy pocos, la verdad) sobre esta omisión, me dí a pensar que no podía ser tan inconsecuente...
Pero, luego, tras conocer la opinión de José Pablo Feimann de que cualquier pelotudo tiene un blog, me agarré una vergüenza tal que, ahora, he decidido hacer un silencio y meditar un tiempo como un eremita para desentrañar la verdadera esencia de ser blogger.
Hasta pronto.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario