jueves, 1 de noviembre de 2007

La sangre tira...
(pa' cualquier lado y dá pa'todo)
No sólo las estrellas, eh?.. También la sangre?
Bueno, siempre supe que tengo un grupo sanguíneo un tanto raro que es el tipo "AB" (en mi caso, factor negativo). Con bases científicas, que en honor a la brevedad omitiré acá, se plantea por algunos lares de que se trata del grupo menos antiguo entre los seres humanos. Quizá ello pueda explicar cierto efecto retardatario en mi envejecimiento pero sería tan sólo una corazonada o, al menos, una esperanza para mi osamenta.
Además, este tipo sanguíneo no se encuentra entre los chimpancés ni los gorilas como pasa con todos los otros grupos: los chimpancés tienen grupos sanguíneos A y mínimo O, pero nunca B. Los gorilas tienes tipo B y mínimo O, pero nunca A. Segundo punto a favor para mí. Nena, acá tenés a un homo jujenius bien evolucionado. Captás?
También destaco que en los Santos Sudarios de Turín y el que está en Oviedo —que reproducen el sagrado rostro del Ecce Homo, Jesús— se encontraron rastros de sangre de un tipo que es común en la raza semítica; a saber: AB Dejo a salvo, para aquellos paganos descreídos, la cuestión de que las pruebas de carbono 14 hayan dado una antigüedad que no se compadecería con la del Señor ya que pruebas con trocitos de estos lienzos, cedidos por la bimilenaria Santa Sede para su análisis, arrojaron que si eran expuestas al humo de un incendio, como pasó en Turín siglos ha, el amigo 14 tiraba luego resultados más frescos (v. www.formarse.com.ar)
Pero la cosa no quedó ahí. Vamos a ir de lo más sagrado a lo más prosaico que este medio secular así te permite. Pispeando el ciberorbe vengo a descubrir que la sangre, también, te puede servir como indicio para ver si sos compatible con otro. Sí, largá esa fucking carta astral o de ir a un pae o a una mae!!!
Descubro que desde esa página nos desasnan con quién realmente podemos ser compatibles. Te la recomiendo, clickeá para leerla a Cucky.
Hay para todos los gustos. Una aristócrata del siglo XVI gustaba bañarse en sangre para pelearle al paso del tiempo. Mirá La Belleza de la Sangre en el blog de Moya (chaval, te afané la foto) y vas a ver que este tópico da para todo. Eso sí, esta ya occisa condesa (oriunda de Transilvania, qué casualité!) se perdió internet para poder ahondar en las compatibilidades que nos prodiga sapientemente Cucky.
Y ojo! ah!, las morcillas se hacen con sangre. Guarda, pibita, si probás una tipo bon bon que no te sea compatible. No te hagas mala sangre, porfa.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario