miércoles, 26 de septiembre de 2007

PAUSA

Hace bastantes días que no hago nada por acá, otra recaída visual pero, bueno, la vida sigue. De hecho, y si me pusiera a pensar en la simbología siempre fútil que se le atribuye a determinadas fechas, verán que la anterior era, precisamente, la que corresponde al llamado día del blogger (31 de agosto). No recibí saludos, snif. No importa, alguna vez tendré mis 15 minutos de fama si es que, claro, alguno que tenga aspecto de sosías sube un video íntimo al espacio cibernético y otros tantos lo confundan con este diletante.

Va una letra, rescatada del olvido:

SACRIFICIOS

En balde compararías
(si, al menos, te detuvieras en éso)
el sacrificio de mi parte
enfrentado, tenazmente, en tu contraste.
No soy, ya lo sé, el héroe que quería.
Soy un mísero mortal en una cáscara vacía
pero sé, perfectamente; sé concretamente
que en nuestro cotejo voy a la vanguardia.
Dejaste sólo un ancla formal
que no da medida en mi balanza.
Y, a la par, guardaste uno o dos anzuelos
para seguir pisando tu acuoso suelo.
Tu decisión será condena y desconsuelo.
Yo puedo rehacer caminos maltrechos
porque estas dos endebles piernas me bastan.
Sigo erguido, a pesar de mi espina traumada.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario