viernes, 31 de agosto de 2007

pEOplE, qUé PAsa cOn LA shOWeR?

El europeo huele diferente, según lo que experimenté jugando de visitante. Cierta vez inquiría a unos austríacos si me sentían un olor distinto tras cavilar que si yo les percibía una baranda que me estaba sofocando las pituitarias, a lo mejor ellos me estaban sintiendo algo análogo por una cuestión, digamos, de inversión de situaciones. La respuesta fue que no, que olía a perfume, incluso, ay ay, vino la pregunta de por qué preguntás? (why are you asking, negritou? -alemán no cazaba, inglés era la lengua vinculante, of course-), interrogación que eludí galantemente como nuestro Diego Armando que, allá por los '90, estaba a unos kilómetros de donde estaba yo, estando él en trance de llevarnos nuevamente a una final de Copa del Mundo y yo de trabajarme a un par de edelweiss que no sabía a cuál apuntar. Como se ve, tanto "El Diez" como este "Cero a la Izquierda" transpirábamo' la casaca.
Mi prima austríaca, nacida acá, me puntualizaba que allá no era muy común la ducha porque el agua se cuidaba bastante, o bien te rompían la cabeza al pagar el servicio si te ibas de mambo, y que, por eso, también se estilaba dejar "ventear" la ropa de un día para el otro. Estábamos en Salzburgo: Annie, Mozart se enjuagaba los sobacos?, no sé, flaca, muy raro todo esto, tampoco se depilan las mujeres y vos estás depiladita, kéeso? también la cera es inaccesible, o la contrabandeaste junto con la yerba mate?; después la seguimos, no soporto pasar por el trono y pasarme sólo el papel higiénico si no tengo bidet; yuligon —le tiro en alemán fonético austral rioplatense— me voy a bañar y no jodamos si estoy más de cinco minutos, please

No sé, gente. Anoche salimos con el Cabezón para los lares de San Telmo a tomar unas fresquitas. Zona cosmopolita si las hay, racimos de extranjería sobre todo europea. Arribados al pub: el negrito con su pose característica para acodar en la barra y pedir el bebestible, la minuza que servía unos chopps del otro lado de la madera produce un acto tipo Benny Hill y lanza chorrada hasta el otro extremo quedando empapado mi sobretodo de lana 100x100 y los grilos del traje de lana 120S que parece me hubiera meado ipso facto, zafó mi corbata de jaquard de seda. Escucho un disculpáme con acento foráneo, yo sobrio como buen criollo, bon vivant de la época de frac y galera y pensando que huelo a como si me hubiera lanzado solito el vomo encima, bato: pasa hasta en las mejores familias. El Cabezón todavía está con los 20 pesos en la mano y sin decir nada, seguramente tranquilo de que el forro de turno fuera uno y no él. El otro flaco que surte a la clientela, tender boy que ha visto el mini espectáculo, me pregunta qué quería tomar (su voz, también, suena de otros pagos) digo visky y cervesuki y yo, coligiendo que este par de pájaros son dos europeos afincados en Latinlandia, asumí que, al igual que en cualquier pub europeo que se precie (o al menos en el Mc D cuando se te va a la merda la hamburguesa o la cocucha de la bandeja), iba a decirme que los tragos corrían por cuenta de la casa habida cuenta del infortunio. Nada que ver, en éso son tan de acá como el que escribe. Agenciados en una mesita redonda, seguimos el diálogo entre complicados tecnicismos juspublicistas y bueyes perdidos cuando pasa la women tender volcadora con su jean y remerita negra apretada marcándoseles los dos botoncitos de las naranjas, puaj! no sólo por el aspecto, también me llega el hedor. Cómo tocar algo así? (si estuviera buena esta reflexión no existiría, no estoy haciendo la de Clark Gable que comentamos en otro lado)

Vamos a cenar a El Desnivel, pica el bagre, y pasando por otros lugares veo más extranjeros mayoritariamente del viejo continente. Por qué parece que no se bañan, ah? por qué esa ropa cuasi mugrienta? Acá tenemos Laverap, la chacón de mi naherma!!!; acá te podés duchar o lavar la ropa las veces que quieras!, qué, es una actitud? Puaj; requete puaj!, te trajiste dos pilchas tristes y no tenés más o te creés que acá te vamos a considerar superado que la higiene diaria es excesivamente tercermundista?
Me transporto a mis últimas vacaciones en Punta del Diablo en Uruguay y mi cabeza pone el play en una chica europea, de buen ver, tan extranjera como yo en eso pagos orientales que durante dos semanas sigue con el mismo jogging. Por qué? Why? Por quoi? XQ?
Miren gente, no se enojen y no vayan a tildarme de xenófobo que, lo único que falta, es que, precisamente, pueda un morokito del Plata darse ínfulas frente a vosotros: de locales tienen un tufo bravo y no le echen la culpa a la alimentación o a la bebida fuerte. La media de ustedes (me parece, admito poder equivocarme) le rehuye al bañito y a cambiarse la camisa todos los días como hacemos los muñequitos argentos en líneas generales y, abundando, contamos con bidet en nuestros toillets, con abrumador porcentaje que en términos relativos los dejamos empequeñecidos.
Será por éso que tememos que el día de mañana quieran apropiarse de nuestras reservas acuíferas? Quí lo sá. Mientras tanto, amiguitos, este sudaca les hace esta cariñosa observación y les apunta, por si los están cameleando, que pueden bañarse las veces que quieran en el hostel, ok?. Aparte, no sean avaros, saben que sus euros están cuatro veces arriba de nuestra moneda, acá todo les tiene que parecer una bicoca que holgadamente les debe alcanzar para el bife de chorizo y para comprar elementos de toda clase para acicalarse y que, parafraseando al viejo Ratón Ayala, "En Europa no se consiguen" (tan baratos, obviously). Yo, en mi escritorio, para la faena semanal, tengo a mano siempre: crema humectante para manos y codos; un sabonette do rostro de Natura; enjuague bucal Plax, crema e hilo dental y cepillo; desodorantes Dufour y Rexona en aerosol, más un alemán Fa con bolita; las toallitas Johnson's para ir al baño porque no hay bidet (se entiende?) y otras cosas más por el estilo que hacen, como corresponde, a un metrosexual del subdesarrollo. No es cierto, Sergei?
Si yo puedo con esos menesteres con mi emolumento que dolarizado vale tres veces menos que hace unos años, ustedes deberían sacarme distancia sideral.
Los dejo, me voy a duchar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario