viernes, 31 de agosto de 2007

pEOplE, qUé PAsa cOn LA shOWeR?

El europeo huele diferente, según lo que experimenté jugando de visitante. Cierta vez inquiría a unos austríacos si me sentían un olor distinto tras cavilar que si yo les percibía una baranda que me estaba sofocando las pituitarias, a lo mejor ellos me estaban sintiendo algo análogo por una cuestión, digamos, de inversión de situaciones. La respuesta fue que no, que olía a perfume, incluso, ay ay, vino la pregunta de por qué preguntás? (why are you asking, negritou? -alemán no cazaba, inglés era la lengua vinculante, of course-), interrogación que eludí galantemente como nuestro Diego Armando que, allá por los '90, estaba a unos kilómetros de donde estaba yo, estando él en trance de llevarnos nuevamente a una final de Copa del Mundo y yo de trabajarme a un par de edelweiss que no sabía a cuál apuntar. Como se ve, tanto "El Diez" como este "Cero a la Izquierda" transpirábamo' la casaca.
Mi prima austríaca, nacida acá, me puntualizaba que allá no era muy común la ducha porque el agua se cuidaba bastante, o bien te rompían la cabeza al pagar el servicio si te ibas de mambo, y que, por eso, también se estilaba dejar "ventear" la ropa de un día para el otro. Estábamos en Salzburgo: Annie, Mozart se enjuagaba los sobacos?, no sé, flaca, muy raro todo esto, tampoco se depilan las mujeres y vos estás depiladita, kéeso? también la cera es inaccesible, o la contrabandeaste junto con la yerba mate?; después la seguimos, no soporto pasar por el trono y pasarme sólo el papel higiénico si no tengo bidet; yuligon —le tiro en alemán fonético austral rioplatense— me voy a bañar y no jodamos si estoy más de cinco minutos, please

No sé, gente. Anoche salimos con el Cabezón para los lares de San Telmo a tomar unas fresquitas. Zona cosmopolita si las hay, racimos de extranjería sobre todo europea. Arribados al pub: el negrito con su pose característica para acodar en la barra y pedir el bebestible, la minuza que servía unos chopps del otro lado de la madera produce un acto tipo Benny Hill y lanza chorrada hasta el otro extremo quedando empapado mi sobretodo de lana 100x100 y los grilos del traje de lana 120S que parece me hubiera meado ipso facto, zafó mi corbata de jaquard de seda. Escucho un disculpáme con acento foráneo, yo sobrio como buen criollo, bon vivant de la época de frac y galera y pensando que huelo a como si me hubiera lanzado solito el vomo encima, bato: pasa hasta en las mejores familias. El Cabezón todavía está con los 20 pesos en la mano y sin decir nada, seguramente tranquilo de que el forro de turno fuera uno y no él. El otro flaco que surte a la clientela, tender boy que ha visto el mini espectáculo, me pregunta qué quería tomar (su voz, también, suena de otros pagos) digo visky y cervesuki y yo, coligiendo que este par de pájaros son dos europeos afincados en Latinlandia, asumí que, al igual que en cualquier pub europeo que se precie (o al menos en el Mc D cuando se te va a la merda la hamburguesa o la cocucha de la bandeja), iba a decirme que los tragos corrían por cuenta de la casa habida cuenta del infortunio. Nada que ver, en éso son tan de acá como el que escribe. Agenciados en una mesita redonda, seguimos el diálogo entre complicados tecnicismos juspublicistas y bueyes perdidos cuando pasa la women tender volcadora con su jean y remerita negra apretada marcándoseles los dos botoncitos de las naranjas, puaj! no sólo por el aspecto, también me llega el hedor. Cómo tocar algo así? (si estuviera buena esta reflexión no existiría, no estoy haciendo la de Clark Gable que comentamos en otro lado)

Vamos a cenar a El Desnivel, pica el bagre, y pasando por otros lugares veo más extranjeros mayoritariamente del viejo continente. Por qué parece que no se bañan, ah? por qué esa ropa cuasi mugrienta? Acá tenemos Laverap, la chacón de mi naherma!!!; acá te podés duchar o lavar la ropa las veces que quieras!, qué, es una actitud? Puaj; requete puaj!, te trajiste dos pilchas tristes y no tenés más o te creés que acá te vamos a considerar superado que la higiene diaria es excesivamente tercermundista?
Me transporto a mis últimas vacaciones en Punta del Diablo en Uruguay y mi cabeza pone el play en una chica europea, de buen ver, tan extranjera como yo en eso pagos orientales que durante dos semanas sigue con el mismo jogging. Por qué? Why? Por quoi? XQ?
Miren gente, no se enojen y no vayan a tildarme de xenófobo que, lo único que falta, es que, precisamente, pueda un morokito del Plata darse ínfulas frente a vosotros: de locales tienen un tufo bravo y no le echen la culpa a la alimentación o a la bebida fuerte. La media de ustedes (me parece, admito poder equivocarme) le rehuye al bañito y a cambiarse la camisa todos los días como hacemos los muñequitos argentos en líneas generales y, abundando, contamos con bidet en nuestros toillets, con abrumador porcentaje que en términos relativos los dejamos empequeñecidos.
Será por éso que tememos que el día de mañana quieran apropiarse de nuestras reservas acuíferas? Quí lo sá. Mientras tanto, amiguitos, este sudaca les hace esta cariñosa observación y les apunta, por si los están cameleando, que pueden bañarse las veces que quieran en el hostel, ok?. Aparte, no sean avaros, saben que sus euros están cuatro veces arriba de nuestra moneda, acá todo les tiene que parecer una bicoca que holgadamente les debe alcanzar para el bife de chorizo y para comprar elementos de toda clase para acicalarse y que, parafraseando al viejo Ratón Ayala, "En Europa no se consiguen" (tan baratos, obviously). Yo, en mi escritorio, para la faena semanal, tengo a mano siempre: crema humectante para manos y codos; un sabonette do rostro de Natura; enjuague bucal Plax, crema e hilo dental y cepillo; desodorantes Dufour y Rexona en aerosol, más un alemán Fa con bolita; las toallitas Johnson's para ir al baño porque no hay bidet (se entiende?) y otras cosas más por el estilo que hacen, como corresponde, a un metrosexual del subdesarrollo. No es cierto, Sergei?
Si yo puedo con esos menesteres con mi emolumento que dolarizado vale tres veces menos que hace unos años, ustedes deberían sacarme distancia sideral.
Los dejo, me voy a duchar.

jueves, 30 de agosto de 2007

Cosas del Fútbol y de la Vida
Esta semana, seguro muchos sabrán, falleció un jugador jovencito, de 22 años, que jugaba para el conjunto del Sevilla español de apellido Puerta. Durante un partido se sintió mal, se desmayó y a pesar de irse caminando del estadio pasó a la otra vida por unos paros cardiorrespiratorios sucesivos que habrían sido consecuencia de una insuficiencia congénita que no dio abasto para la alta competencia por el requerimiento físico implicado.
Esto, claro, generó flor de polémica para saber por qué en el 1er Mundo Futbolero, en donde España, Italia e Inglaterra derrochan millones de euros en sus Ligas, podían pasar este tipo de cosas, cómo es que no se detectó a tiempo la dolencia y se le prohibió al sujeto jugar (aunque se supone que él sabía de lo suyo), y un largo etcétera que, incluye, cuando no, la atribución de una porción de responsabilidad al club por no contar con un servicio de asistencia médica apto y con toda la parafernalia para evitar estos casos que, fundamentalmente, se atribuye a la falta de desfibrilador. También, hace un tiempo más largo (en una larga cadena de ejemplos a la que no es ajeno el búfalo Funes) está el caso del jugador africano que se desmayó en campo de juego futbolero y expiró a consecuencia de un infarto masivo. Ambas muertes, amplificadas por las cámaras de TV
De acá, entonces, que la FIFA haya ordenado, entre otras medidas, que para las eliminatorias mundialistas se tenga la aparotología y la capacitación suficiente del cuerpo médico para atender estos infortunados eventos.

Miren, el fútbol, de por sí, como deporte de élite, no sólo gasta fortunas en pases de jugadores, sus contrataciones y todo lo que de ello deriva: televisación, marketing, insumos y la mar en coche y el río en motobike.
Hacer de esto una suerte de cuestión humanitaria porque la desgracia se llevó lamentablemente a uno de ellos, astros actuales, me parece un desacierto obsceno cuando, por ejemplo, en nuestro país falta lo mínimo indispensable para proveer a un dispensario de provincia. Pensá vos si se van a hacer problemas porque en La Quiaca ni siquiera tienen un aparato de rayos x de última generación y ni qué hablar de los tomógrafos computados que son rarísimos de ubicar a lo largo y ancho de este generoso y vasto país a no ser, por supuesto, que, como uno, estés usufructuando una prepaga y minga a la salud pública. Vos pensás que, a lo mejor, los funcionarios popes van a tomar bajo igual protección al jugador para que no le falte esto en desmedro de nuestras nacionales coprovincianas (y toda aquélla que quiera habitar en el suelo argentino, Carta Magna dixit) cuyas mujeres hasta carecen de la posibilidad de hacerse un papa nicolau?; no, querido, ellos saben de prioridades, no van a defraudar. Te pregunto, aparte, el sistema de salud en los cuatro puntos cardinales de esta República debe depender hoy en día de cada provincia o municipio en donde perfectamente sabés que se brinda mejor salud en un lado que en otro de lo que se deriva, entonces, que en materia de salud no somos iguales en este país. Y no jodan con que depende de cada provincia o municipio cómo se administre; para eso, entonces, centralizálo; que la Nación los preste por igual en todo punto y a costa de todos en igualdad de condiciones y si te suena medio unitario el concepto, lo siento, no está en mi ánimo pero así son las cosas. Pensá lo que quieras, en mis venas todavía corren mis ancestros federales con sus genes y yo soy nacido tierra adentro pero, joder!, puede seguir siempre la cosa así?

Este país nuestro dado generalmente al ridículo por los ridículos que pontifican a viva voz y la mayoría de los ridículos que les prestan el oído, levanta presto el guante de la infausta noticia para ahondar en investigaciones periodísticas sobre qué tipo de recursos tienen nuestros gloriosos clubes de fútbol, archicampeones mundiales incluso (cuyos títulos sobrepasan, globalmente, a todos los de España -en éso nos volvimos regios-), para llegar a la conclusión de que los jugadores están desprotegidos...
Cuántos casos se te vienen a la mente de personas que fallecieron tras o durante un partido? Yo podré pifiarle en el ámbito profesional por si me falla la memoria pero, te cuento, conozco dos casos en mi vida: el del padre de un amigo, a sus 28 años, y el del hermano de otro amigo (ambos fueron compañeros de colegio mío) que falleció antes de los 18. Y sé de otros que me contó algún que otro conocido al cruzar nuestras habilidades en un fútbol 5; me pregunto, nomás, si el estado nacional no andará siendo el responsable por permitir que sus ciudadanos practiquen deportes que ponen su vida en riesgo sin pasar antes por la revisación médica obligatoria... (es una ironía, aunque, en materia de responsabilizar al estado para abrir huecos y llenarse los bolsillos algunos, puede no resultar irrazonable)

Lo siento por Puerta, claro. QEPD. Pero, sinceramente, dejémonos de embromar con esta cosa del futbolista como ser desprotegido. Más vale, argentinos, que siguiendo la apreciación del español Ortega y Gasset nos ocupemos de nuestras cosas. Y, nuestras cosas, no son sólo el mundo del balompié que, aparte, lo subsidiamos largamente con toda la asistencia policial que se envía a los "partidos de riesgo". O vos quién te creés que paga los adicionales de los uniformados para que 22 chavales anden corriendo tras la redonda? Sale de tus bolsillos, jilguero. Del mío, del tuyo. Vos cuando vas a laburar te ponen custodia de primera o, a lo mejor, te protegen para que no te lleve puesto el piquete?; tiene tu empleador el desfibrilador para darte los primeros auxilios o, al menos, el botiquín necesario? Vos, acaso, a lo mejor, no te rompiste el culo estudiando o laburás como burro para ganar una miseria mientras tus hijos te ven como una cucaracha y ellos quieren ser miembros del planeta fútbol?
Pero, guarda, eh? La pelota no se mancha.

miércoles, 29 de agosto de 2007

Algunos hechos insondables
Inauguramos con esta entradita la recepción, o total o parcial, de otras homólogas que figuran en las páginas de bloggers de enjundia como, en este caso, es Javier Moya (www.javimoya.com), un gallego cuya bitácora es ciertamente popular y, a mi criterio, interesante. Aunque veo que hace tiempo no anda en estos menesteres, rescato parte de un artículo suyo intitulado "10 hechos científicos que posiblemente desconocías" (la calificación de "gallego" respecto de nuestro ibérico amigo de quién sinceramente desconozco procedencia es, obviamente, una definición a la usanza argentina)
Los hechos que de allí selecciono —y con modesto aporte de comentario—, son:

Las gallinas se pueden hipnotizar
Una gallina puede ser hipnotizada (o hacerla entrar en trance) simplemente sosteniendo su cabeza contra el suelo, a la vez que se dibujan repetidamente, con un palo o el dedo, líneas en la tierra, desde su pico y en línea recta hacia el exterior.
Si se consigue hipnotizar a la gallina de esta forma, el animal permanece completamente inmóvil por hasta 30 minutos, con sus ojos clavados en la línea.
Apunto: Ciertas experiencias futbolísticas vividas en el último decenio de mi vida, me han llevado a la convicción que los bosteros nos han hipnotizado más allá del tiempo científicamente estimado. Es decir, como gallina ("millo", River Plate tu grato nombre) siento que más de una vez me comí una hipnosis del triple de tiempo: 90 minutos (30 x 3; 2 tiempos reglamentarios de 45; excluyo los alargues)
Se puede tener una erección ya muerto
Una erección post mortem (también conocida en inglés como "angel lust") ocurre cuando el individuo fallece verticalmente o panza abajo, y el cadáver permanece en esa posición. En vida el corazón bombea la sangre, lo que hace que se distribuya uniformemente entre todos los vasos sanguíneos del cuerpo humano. Una vez que el mecanismo deja de funcionar sólo la fuerza de gravedad actúa sobre la sangre. Al igual que con cualquier otra masa inerte, la sangre se reacomoda en el punto más bajo del cuerpo, causando edemas e hinchazones allá donde se acumula.
Apunto: Ante varios fallidos a lo largo de mi corta vida en estos asuntos del traca-traca, bien que me tendría que haber hecho el muerto yo, busarda abajo para disimular la muerte de mi mascota que más de una vez me hizo el "levántate y anda" resurreccional cuando estábamos solitos y ya no era "nesario".
Tu mano puede tener vida propia
El síndrome de la mano extraña o síndrome de la mano ajena (tal y como aparece en películas como "Teléfono rojo?, volamos hacia Moscú" o "El diablo metió la mano"
) es un desorden mental raro en el cual una de las manos de quien lo padece parece adquirir vida propia. El síndrome es más común en casos de personas las cuales han tenido una cirugía de separación de hemisferios cerebrales, un procedimiento usado en ocasiones para relajar los síntomas de casos extremos de epilepsia. También ocurre en algunos otros casos de cirugía cerebral, golpes cerebrales o infecciones.
Apunto: Primero, no me suenan ni a palos los films citados, asumo que, a lo mejor, la madre patria los tuvo bajo otra traducción distinta a la argenta; no obstante, sí es cierto que una comprobación con un trabajo de campo no tan sesudo, puede demostrar que varios han padecido/padecemos este tipo de síndrome en donde la manopla no hace caso. Relacionado con la noticia anterior, hasta podría añadir que, aun haciéndote caso la mano ingrata, bien puede pasar que lo que tenga vida propia es el comuñe que más de una vez se planta y ni fu ni fa (para más datos y por la "dormidita", ver entrada anterior La ... no es como el trigo)
Es cierto, los hombres pueden dar el pecho
El fenómeno de lactación masculina de
en humanos se ha convertido en algo común durante los últimos años debido al uso de medicamentos que estimulan las glándulas mamarias de los varones. La lactación masculina es provocada con frecuencia por tratamientos hormonales suministrados a los hombres que sufren de cáncer de próstata. También es posible el inducirla, tanto en varones como hembras, mediante masajes constantes y succiones en el pezón, durante largos periodos de tiempo (meses)
Apunto: No os riáis, gandules, saliendo con el chiste fácil de que si bien es factible que el hombre dé el pecho, lo que habla de provisión láctea, las mujeres no pueden proveer igual elemento nutritivo con zona ajena a sus mamas como bien podemos hacerlo nosotros de generosos que somos, nomás.
Se puede morir en el inodoro
Existen muchos casos de lesiones, y alguno de muerte,
relacionados con los inodoros a lo largo de la historia (además de muchas leyendas urbanas). En los niños, una de las causas más comunes de lesión genital se produce cuando la tapa del váter se cae mientras usan el inodoro.
Jorge II de Gran Bretaña moría en un retrete, debido a una disección de la aorta, el 25 de Octubre de 1760. Según las memorias de Horace Walpore, el rey Jorge “se levantó como siempre a las seis, y desayunó su chocolate; para todas las actividades era invariablemente metódico. Quince minutos después de las siete entraba en un pequeño retrete rudimentario. Su ayudante de cámara, mientras lo esperaba, oyó un ruido; al entrar encontraba al rey muerto en el suelo.”
Apunto: Eso de lesión genital en niños con la tapa del váter (retrete, inodoro, mingitorio) me suena ya a una distorsión científica para seguir con la denostada discriminación entre los más y menos dotados; a lo sumo, servirá para que los pedantes de siempre te agreguen en charlas de café que, de pendejos, sufrían ir al baño por temor a agarrarse la chorga con la tapa del inodoro. No jodamos. Por otra parte, más de uno al entrar a un baño a las apuradas, aun el propio, ha sentido la muerte de cerca a causa del regalo odorífico que dejó el antecesor/a que, en esto, no hay distingo entre chicos y chicas. Sobre la muerte real que nos informan, no me queda claro qué tipo de ruido escuchó el ayudante de Cámara de su entonces Majestad, a lo mejor fue un "soberano" flato que preanunció el desenlace que resultó, como se ve, una cagada.
Comerse los mocos es sano
Mucofagia (literalmente comerse los mocos) es la ingesta de mucosidad nasal, mocos, y otros detritus obtenidos al sonarse la nariz.
Varias investigaciones sugieren que la mucofagia, además de una actividad natural, puede ser incluso saludable, al exponer al sistema digestivo las bacterias acumuladas en los mocos, ayudando con ello a fortalecer el sistema inmunológico.
Apunto: Si antes de mandarte la lenteja a la boca la estás amasando un rato (como suelo ver en algunos congéneres) asumo que el fortalecimiento del sistema inmunológico habrá de ser mayor porque las bacterias acumuladas van ejercitadas previamente. Cuando te vuelvan a joder porque estás haciendo la bolita verde jugando entre tus deditos, vos citá esta fuente y decí: mirá, eh! que estoy haciendo que estas bacterias tengan actividad deportiva antes de manducarlas, bien entrenaditas que van a ir al tracto digestivo, otra que un Actimel a la matina en ayunas!
Au revoir.-

lunes, 27 de agosto de 2007

De after office en el Zoo
Se anda comentando que el Zoológico porteño, ahí enfrente de La Rural, Plaza Italia, zona del Botánico, se viene una experiencia novedosa que consistirá en poder hacer visitas nocturnas en donde podrás ver de noche a los cautivos en su hábitat cuasi natural (?) y, de paso, manducarte un choripan o, quizá, una cena un poco más elaborada al aire libre.
Cuack?

Me pregunto: dónde están las asociaciones protectoras de animales? Bastante tienen estos pobres bichos de haber sido extraídos de su libertad o de haber nacido en cautiverio, para estar exhibidos en medio de una ciudad no poco populosa y bulliciosa como la bendita y constitucional desde 1.994 Ciudad Autónoma.

Por las dudas, y con la certeza de que nunca me dan bola y de que esto se viene en cualquier momento, prevengo a la muchachada que, con esto, se puede enterrar la excusa del fulbito con los amigos el jueves a la noche para ir a chiruzear.
Como ya se anda maliciando hace tiempo el mujeraje, esto del deporte entre amigos está oliendo cada vez peor y, encima, cuesta disimular la sbornia o la baranda before del after-office. Ahora batís que tenés reuniones varoniles en el Zoo porque a los sensibles homo-erectus les vino, de golpe, un afán por preservar la ecología y, para ello, deben incursionar in situ y en la medida de las probabilidades que se brindan, en ámbitos más en contacto con la bella natura que no es otro que, precisamente, el espacio penitenciario animal.
La ventaja que proporciona es que ahora no tenés que negarte con el celular, lo levantás non problem y si escucha los aullidos que a partir de las 22.00, según me dicta la experiencia, se escuchan tras un par de horas de estar dándole duro y parejo a los beberajes en lugares aptos para el chichoneo, vos podés contestar: las fieras están que arden, bombón. Frase que, por sí misma, te permite cumplir con la patrona y, a su vez, con alguna otra que te estés trabajando en el radio que si escucha ni se va a imaginar que vos estés hablando con tu media zanahoria en semejantes términos. Capito, capo?
Por otra parte, vos dirás negrito y si llueve?. Non problem, again. Batís que igual con lluvia se pueden contemplar los especímenes acuáticos en el Zoo y, a lo sumo te podrás mojar un poco la cabeza lo cual, derechamente, quedará como excusa irrefutable si te ven llegar con los pelos húmedos después de darte un duchazo apurado en el reventadero por turnos y te olvidaste de pelar gorrita. Te volviste alguna vez con una mordedura difícil de explicar? Santo remedio: amor, por arrimarle una bananita al mono mirá lo que me hizo

Yo ya no estoy para estos trotes, amiguito. A mí dejáme que vuelva a mi casita tranqui, que a lo mejor en un golpe de suerte en vez del Vat 69 tengo un bourbon "Wild Turkey" para disfrutar, los cigarrillos que te muestran al dromedario (tiene una joroba el de Camel, ergo: no es camello) y después me acurruco con mi lechucita y me duermo tranqui la monita mientras ronco como un hipopótamo.

Porque ya me tienen más junado que a estos pingüinitos que los soltaron para que vuelvan a sus helados pagos y que están siendo monitoreados satelitalmente con un chip que llevan sin darse cuenta.
Qué pajaros bobos!

viernes, 24 de agosto de 2007


Aspiragarch

ESTO, realmente, es el Primer Mundo y no la grasada subdesarrollada en la que vivimos insertos. Psé. Allá, en el Circo del Horror, bien europeo, un enano se pavoneaba poniendo la garompa en una aspiradora y se le quedó pegada, agraviándose de que un pegamento que no fraguó le enjauló el canario. Dice la nota: El artista Daniel Blackner, apodado Capitán Dan, el enano demoníaco, fue hospitalizado de urgencia después de atascar su pene en una aspiradora, durante la preparación de uno de sus excéntricos espectáculos en el conocido Festival Fringe de Edimburgo, en Escocia

El artista (?), cuyo acto consistía en atravesar el escenario con la mortadela en el tubo de la aspiradora, declaró que fue el momento más molesto de su vida, que quería que se lo tragara la tierra... Bueh, qué enano obtuso. Primero que si éso le resultó molesto, qué grado de incordio acumulado debía traer de tantos actos pasados en donde se paseó con la japi en el tubo? Ah?!, y lógico, más vale que se lo podía tragar la tierra porque las aspiradoras chupan/aspiran/tragan la tierra, no?

Me extraña que nadie formulara denuncia en países tan de avanzada porque, convengamos, hacer trabajar a una persona que, seguramente, por su estatura labura en ámbito circense con la imposición laboral de mostrar el numerito paseándose con la aspiradora en la verga me parece un acto, de suyo, que atenta contra la dignidad humana.

Sabido es, por otra parte, que los de estatura rezagada son pijudos. En mi caso, es una leyenda urbana. Pero, sea como fuere la cuestión, eso no amerita la ocurrencia de andar ensartando un electrodoméstico en público; sería un caso de "electrofilia" (a ver si algún erudito me sale con "amor a la electricidad"; no, estamos? así como usan el término "homofóbico" para los que repugnan de los homosexuales, yo lo entiendo en ese sentido por más que mi cabeza me lleve a procesar que, en rigor, homofóbico sería la aversión a alguien del mismo género, sin distingo de preferencia u orientación sexual)

Sería, entonces, una patología noveau que humildemente acopio a los anales siempre de enjundia de la psicología, que debiera investigarse porque eso de andar mandándose objetos a las partes íntimas o bien ensartar objetos con tales partes, si bien ya tendría su acogida general bajo el rótulo de fetichismo, es algo más de índole privado que andar haciéndolo público.

Me explayo. Conozco casos en que a ella, jugando con él, se le quedó atorada la tapa del desodorante de tres letras (con una "x" en el medio) y hubo que recurrir a la guardia médica; otro, que me comentara amiga profesional, el caso del septuagenario que llega con fiebre, mal a la guardia, abuelo que le le pasa ? bla bla, y después de rato largo dice que tiene molestia en la colita, guante de látex, mete dedos, saca un trozo de manguera... abuelo y ésto? eh... no sé, estaban jugando mis nietos con la manguera y yo decía "cuidado, cuidado". Y jugado por jugado en el ridículo, por qué no permitirle al vejete que se mando a full la goma al orto que dé una excusa tan pedorra. Pero estas cosas arrancaron en la intimidad, nada que ver con nuestro enano demoníaco.
Yo, después de esta noticia, incluso empecé a desconfiar de ciertos amigos que viven solos. Y sí. Figúrense: yo en casa no tengo aspiradora, y con la flaca somos de pasar la escoba pero, bajo otros techos, hombres ya grandecitos se encuentran viviendo solos con este tipo de electrodomésticos y yo me dí a pensar que, a lo mejor, qué se yo. Uds. entienden. Quizás por esa pacatería de no ir al sex shop a comprarte la muñe de goma te mandás a Garbarino o Frávega y con cara de tipo que ama la higiene hogareña te compras la aspiradora previa pasada por la farmacia para tener a mano, sea vaselina líquida o sólida o un aceitito Johnson's para evitar la raspada al meter el chobi en el tubo. Ah! y los que tienen aspiradora para autos, que son más chicas, seguro son del palo aunque, claro, más ajustadas a su medida porque, todos sabemos, que el carro, para los chabones, es la prolongación de nuestro falo.

Es más!! lucubrando en niveles cada vez más abismales, me percato que bien puede servir de elemento de marketing este tema para dejar, de una vez, de hacer quedar mal a nuestras mujeres que en todo comercial para venderte los electrodomésticos te las muestran todo el día déle déle como si su preocupación fundamental fuera limpiar la casa todo el tiempo. No señorcito. Ellas pueden más, y tan práctica y sabia es la naturaleza que no les proveyó un pitilín para evitar que se les atasque en una aspiradora.
Ahora, en cuanto a nuestro comercial, con un tipo BIEN RUDO propongo vender las aspiradoras. Desaconsejo que sea un enano para el comercial al efecto que queden patentizadas mayores bondades/ventajas del producto, las características que lo hacen más comprable, o sea: la ampliación del target de la oferta (cómo se nota mi paso por la UCA en publicité, verdá?).
Así entonces y resumiendo: los petizos o petisos, como dijimos antes, tienen fama de pijudos así que para vender nuestra aspiradora (que, se me ocurre así tipo en brain storm que se podría llamar "aspiragarch") tenemos que buscar a otro tipo más regular porque, saben?, me acordé que, hace tiempo y a la distancia, con las primeras "Yelmo" tipo marcianito, alguien ya metia la chorga en el tubo, prendía la máquina pero con la idea de que se le iba a elongar la matraca. Fue un fracaso total como, también, lo fue creer que afeitándose los pelos del pecho le iban a crecer bravos. Sigue tan lampiño como poco dotado, todavía.
De esta forma, nuestro producto, ofrecería estas características: aspira tu casa, aspira tu coso, siempre se deja y, a lo mejor, de tanto chupar te la estira.
Enano boludo! lo que tenías que hacer es ponerte la aspiradora arriba de la bocha, como si fuese una ducha, bien afirmada, vos con zapatos de plomo, prenderla y ver si ganabas unos centímetros. Nabo, eso era más razonable aunque, sospecho, no iba a resultarte como tampoco me sirvió colgarme horas del pasamanos pensando que, así, iba a ganar este servidor un poco más de talla.

Flaca! anotá que en el súper hay ofertas de aspiradoras!!! 10% de descuento si pagás con tarjeta de crédito más devolución de IVA en 120 cuotas sin intereses!!!!!!!!!

domingo, 19 de agosto de 2007

Sobre Escritores, la Necedad dixit

Bueno, pensé que ya que había tomado de Erasmo el título de su siempre vigente libro, podría aprovechar para colgar alguna parte interesante. Si bien ya encontré el librito que creía extraviado, se me ocurrió pensar que internet debe proveerte más fácil algún párrafo del renacentista ya que, acá, nihil novi sub solis.
Por eso de la revista on line chilena "Escáner Cultural ", nro. 45, extraigo la siguiente parte para compartir qué nos dice la Necedad sobre los escritores.

Hay que ver cómo se pavonean cuando son alabados por el vulgo; cuando la multitud los señala con el dedo diciendo: ¡Miradlo! ¡Es el famoso Tal!" Cuando contemplan sus obras en las librerías y cuando en las portadas de sus libros aciertan a colocar unos títulos raros, muy a menudo extraños, que asemejan caracteres mágicos, y que, ¡por los dioses inmortales!, no son sino palabras hueras. Y, dice Erasmo, que aun cuán pocos se encontrarían en la extensión del globo que los conozcan y cuántos menos todavía, que los ensalcen (que también entre los indoctos hay diversidad de paladares)...

Pero lo más gracioso del caso es verles enviarse mutuamente epístolas, poesías y elogios, donde se alaban recíprocamente los necios y los ignorantes. "Tú eres superior a Alces", dice el primero. "Tú - replica el segundo- vales más que Calímaco." "Tú eres un Cicerón", grita uno. "Y tú eres más sabio que Platón", le contesta el otro.

Todos ellos, "creyendo que están en conformidad con las reglas del Arte arrugan el entrecejo aparentando profundidad y hacen retumbar en los oídos los títulos pomposos de doctores solemnes, doctores sutilísimos, doctores seráficos, doctores santos y doctores irrefragables. Entonces, lanzan a la cabeza del ignorante vulgo un diluvio de silogismos, mayores, menores, conclusiones, corolarios, suposiciones y otras insulsas majaderías y tonterías archiescolásticas'.

Queda el (...) último acto, en el que conviene mostrarse consumado maestro. Allí ponen a referirnos algún chascarrillo necio y trivial, sacado seguramente del Speculum historiale o de las Gestas romanorum, e interpretan su sentido alegórico tropológico y anagógico, y así acaban su discurso, monstruosa quimera, a la que no se aproxima ni aquella que describe Horacio en los primeros versos de su Arte Poética: "Humano capiti", etc."

Ja ja, y termina la Necedad, sobre este punto, haciéndonos reflexionar:

Sin duda, comprenderéis ya lo mucho que me deben estos hombres, que con sus ceremonias, sus ridículas simplezas y sus clamores, ejercen sobre los mortales una especie de tiranía y, además, se creen otros San Pablos y San Antonios

viernes, 17 de agosto de 2007

Memorias de un Blogger, a un año de su nacimientoAcabo de caer en la cuenta que en agosto del año pasado, hace un año exacto, empecé esta página fruto de una huevada que me decía Sergio que despotricaba porque, en la especialización cuya finiquitud tiene pendiente, le habían dicho que armaran una página web.
- cómo se hace, negrito?
-
qué se yo, te metés por ahí que internet te da posibilidades que he visto cada cosa, mirá parece que todo el mundo tiene un blog- un "block"?, y qué é?
-
no sé, qué se yo, ya te dije; poné en google "b-l-o-g" y a ver qué onda
Tiramos en el buscador (en realidad lo hice yo tratando como siempre de darle una mano que nunca me la reconoce) y de ahí saco la página de blogger.com, me meto a llenar formularios virtuales y a los diez minutos le digo:
- nabo, acá está, armáte así la página para tu bendita materia que bien que te hace sufrir ese galardonado jurista, nop?


Pensar que hace más de diez años lo teníamos ambos de docente en el claustro, nos hizo sudar la gota gorda, vos aprobaste sin problemas ese primer examen y yo entregando, por primera vez en toda mi vida estudiantil desde la primaria hasta la post universitaria, el papel en blanco diciéndole doctor, arranque mal, reformulé, ví que seguía errado, prefiero entregarle así, discúlpeme y él, midiéndome, me toma la hoja mientras todos escriben frenéticos, sonríe y coloca debajo de mi firma finis coronat opus Sí, amiguitos, el fin coronaba mi obra que de opus no tenía nada. Cuando dio las notas, pobladas de reprobaciones, a mí me omitió. Id est, nunca me calificó por eso, mientras que varios que en ese momento veía yo como potenciales juristas de fuste pasaron solitos por las horcas caudinas del doctor G. El examen final? lo pasé redondito.

Así empezó este blog, primero con la dirección que arrancaba con "ricandroll" que después saqué porque se dificultaba cuando me la pedían para ver (créase o no) y, aparte de deletrearla bien, tenía que explicar que era un juego de palabras entre el "ric" de "ricky" y el "rock and roll". Mucho bardo, pensé, y la mudé a "richizo", un juego también de palabras entre "ricky", mi primer apellido y "chizo", en homenaje a los tentempié cumpleañeros, al amigo Jacobo inmortalizado en la canción de la Süller y a aquéllos desalmados ex compañeros de vestuario que en la adolescencia jodían a los que esperábamos, vanamente, el último empujón del desarrollo en nuestras partes pudendas.
En este anuario, acabo de cambiarle, además, el título al blog por "Elogio de la Necedad", el siempre vigente libro de don Erasmo de Rotterdam, dedicado a su amigo Tomás Moro, a la postre santo de la Iglesia Católica, humanistas grossos si los hay. Ello porque justo en una mañana reciente me levanto a buscar el libro en cuestión que espero seguir teniéndolo ya que no lo encontré, que pertenecía a mi abuelo paterno y no sólo tiene un valor sentimental para mí sino que también debe tenerlo pecuniariamente, ya que es de una edición bastante antigua, entra en el bolsillo del pañuelo de los sacos, el papel parece como de arroz, de Biblia, y tiene unas exquisitas ilustraciones.
Aparte, ya venía coligiendo que debía cambiarle el título porque alguna luminaria de las que frecuento inquirió por qué aurea mediocritas?, es por el gobierno de los mediocres? (sic). En fin. Si justo sos quién me dijo esto y estás leyendo, te completo lo que no pude en ese momento por los vahos etílicos, no te ofendas: por Horacio, la mediocridad dorada que aconseja vivir (no me voy a extender ahora en el punto) y que, a lo mejor, otras cosas escuchaste del latino como el "carpe diem", vivir el presente, afanado de la película esa almibarada y pedorra de Robin Williams de la que no recuerdo el fucking título. Así como por ventura puedas tener este último latinazgo con arraigo en esa fuente, te acoto otra que es el "beatus ille" de aquéllos dichosos que viven en su torre ebúrnea. Estas tres ideas, para mi modesta incultura, son las que me quedaron de Horacio y debo agradecer esa inclinación al profesor Vanzolini, durante mi paso en el 4to. año nacional "B" del Colegio Don Bosco de Bahía Blanca, allá durante el año en que volvimos a las Malvinas y las perdimos otra vez.
Que en paz descanses, querido y amado maestro, recitando en el cielo tantas hermosas cosas que nos prodigaste.

Y así es, entonces, que por el momento estamos en este "Elogio de la Necedad", el "Estultitia Encomiae" de Erasmo que es más conocido, para todos (?), por la no acertada traducción de "Elogio de la Locura". Por eso la impronta que asumo acá: necia, estulta, madre de todas las satisfacciones, en donde el humanista, por boca de la Necedad, nos recuerda: hacerse el tonto en la ocasión es el colmo de la sabiduría o bien, cuando ella profiere: más vale pasar por interesante y menguado que no por sabio desabrido.

Tras los pasos iniciales en las entradas que hasta ahora pueblan esta paginita, que incluyen fotos de mi adorada hija, fui rumbeando para terrenos más pedestres, acurrucado en los siempre voluptuosos, juveniles y sensuales brazos de la Necedad. De allí intuyo algunas críticas que he recibido. No importa, todo bien.

Este rumbo ampliado, digamos, determinó su parte respecto de la mudanza de la dirección inicial cuando Cata pidió volver a ver mi blog y, claro, ya no venían cosas aptas para una criatura según el criterio inapelable de quien escribe, su padre. Como ya sabe escribir las dires de internet, aproveché para el cambio y para que no quedara en orfandad de ver sus fotos y otras cosas suyas por estas esferas, me dí a hacerle su propio blog. Mi hija es también blogger...
Bah, medio fue de quilombo porque la nena recontra contenta y la madre que me llama y dice todo bien que está feliz con eso pero por favor fijáte que de ahí se ligó a algo en dónde veía porquerías. Pasa que en su bitácora yo había puesto algunas referencias pensando en dibujitos que baja Youtube derechamente a la página y hete acá que donde había puesto "spiderman", había unos capullos haciendo de las suyas en una fiesta de disfraces, fiestita fiestita, que era sólo para grandes, se comprende? Estaba el hombre araña, Gatúbela, Robin medio sodomizado. Y qué carajo iba a saber uno? Claro, vos ponés "spiderman", alguno sube un video de una fiesta donde dice "spiderman bizarre" o algo así, es un ejemplo, y te liga semejante barbaridad!! Consejo, no dejen solos a sus niños ni frente al tv. ni frente a internet, capito?

Y sí, un año de "blogger". Qué coño significa esto?


Miren, yo hace un tiempo había escuchado frases del tipo "tengo un blog", "tiene un blog". Eso de "tener" que viene a ser?
Yo tengo varias casillas de correo electrónico y nadie dice nada, en el sentido de que parezca interesante. Es suponer algo así como "acá muestro lo que hago, lo que soy?", "te gustan mis letras?, mis dibujos, mis fotos, mis etc.?" Esto me hace recordar una vuelta que estuve en el Arte BA creo que la del 2005, la muestra anual organizada por el Gobierno local promoviendo artistas emergentes. En el paseo que voy dando, curioseando desaguisados, hago approach a un box cuya "muestra" eran unas pelotas como de plástico pendiendo de unos alambres con unos dibujitos que mi hija, aun en ese mismo momento pasados sus cuatro años, sobrepujaba con holgura. En ese lugar escucho que el que exponía le comentaba al otro en que consistía "su arte"; sí, SU arte! y después de darle unas floridas frases hechas (Ceratti, keéso de: ese ruido blanco es una alarma en mis oídos?) que sospecho por la contradictoria sintaxis que no tienen el nivel de intelección para aprehenderlas, aquél le dice al otro: -me encantaría ver TU arte, combinamos?, - por supuesto, sería fantástico compartir NUESTRO arte (lo qué?!)
Sí, sí. Un chaval que colgaba pelotas de plástico con dibus haciendo collage y que, encima, el Gobierno de esta Ciudad le daba el espacio y el auspicio para semejantes fantochadas, se creía un artista, a lo mejor pensando que Fidias o Praxíteles (los más geniales escultores de la otra Grecia, che) hubieran hecho el mismo dúo dinámico que ellos... Es de no creer, no me jodan y seguro que alguno va a pensar que yo me las doy de no sé qué cosa.
Si no compartís lo que pienso, vale. Es hermoso el disenso y, por eso, a vos, solamente a vos, te digo:
soy blogger y vó?
Vamos, respetémonos que, quién sabe, a lo mejor Moliére, de vivir en estos días, podría estar bloggeando sin mucha suerte, escribiendo sobre almejas, días de pesca, fulbito, etc y, por qué no, Van Gogh, bien podría haber nacido en estas pampas y estar exponiendo sus caricaturas en el Arte BA. O no?

Prosiguiendo, no todo ha sido una autopista de flores plásticas en este año bloggeril. No, señor; hubo momentos inexplicables. Uno de ésos fue cuando advertí que al entrar a la página principal de blogger.com te invita un tag a ver los BLOGS MAS IMPORTANTES y después de ojearlos (echarles el ojo, no como "hojas" que ahí sería "hojear") me pregunté: ¿qué coño los hace importantes?, ¿quién dicta el canon de la cualidad inserta bajo rótulo de "importancia"? ah?. Después colegí que bien podría ser que la cantidad de gente que haya asomado a los perfiles de los blogs eventualmente dictaba ése concepto que era tan caro a Ernesto. Ahí descubrí que hay perfiles que pasaron más de 1.000 vistas y puedo quedarme cortinha, guau! (en especial, las que proveen fotos de minurris que se ven bien; e por quoi?). Al arrimar al mío, mi perfil, visualicé que habían visto qué carajo me interesaba, quién era o miento o me invento que soy, cerca de 130, lo que me llevó a concluir que, habiendo yo clickeado esa zona digamos 5 veces durante este año pa' ver cómo iba quedando, me arroja que 125, al menos, anduvieron por ahí. Snif (por moco, no por otra cosa), qué pocos comparados con los bloggers de culto!! pero, jerejeje, siempre hay uno en peor situación que otro, me mandé a ver otros perfiles al azar, de algunos que están hace un par de años pululando y qué ví? ja ja, no pasan de 30 ó 40 vistas de su perfil! Estamos en carrera, negrito! Me llevo los deditos a la boca para hacer pito catalán como cuando el Procu ganaba circunstancialmente alguna carrera en las maquinitas de Lavalle.

Opiniones recibidas: que se divierten; otros que es una pérdida de tiempo; algunas féminas que doy muy sexy en las fotos (??!! "te muestro mi arte?", jo jo); un grupo anda atemorizado que se descubra que ellos, a pesar del pseudónimo, están incursos en alguna entrada "autorreferencial"; otros postulan que debería escribir pero otras cosas, más vinculadas al pan mío de cada día (o sea: mi profesión o lo que deriva del título de grado y la especialización) o que puedo escribir mucho mejor que éstas u otras líneas.
No sé. Tendría que pensarlo?

O estoy combatiendo al monstruo mayor?; porque, de entre las Flores del Mal, comparto, amigo, que el Tedio es el peor de todos, o en tus palabras, antes que nos trague de un bostezo, lleno de llanto involuntario, Él está imaginado cadalsos, mientras fuma su yerba.


"...Lector, tu bien conoces al delicado monstruo,
Hipócrita lector, mi prójimo, mi hermano!
"
Au revoir.-
Notita: la imagen es un screenshot de la peli "The Breakfast Club"; vamos los '80, carajo!!!

jueves, 16 de agosto de 2007

je suis vandale
(rescatando a los enanos de jardín)

Ojota, eh? esto no significa "yo soy Van Damme". Todo viene porque hace un par de días la Capital de este bendito país estaba un tanto azorada por los actos vandálicos cometidos por algunos sujetos que, entre otras cosas, hicieron un estropicio con las figuras de lata y telgopor que homenajeaban al tango en la esquina de Corrientes y Canning, entre ellas la del maestro Pugliese.
Y sí, convengamos que este hecho no es una nimiedad pero de ahí a que los califiquemos de "vándalos" me parece otro desacierto que hace a nuestra siempre inasible identidad. Se sabe, por supuesto, que los vándalos no tienen nada que ver con América; eran europeos, derivados de los germanos, bárbaros de linaje. Los barbari, los venidos de afuera y que, entre otras cosas, derrumbaron el Imperio Romano de Occidente allá por el 476 de nuestra era (los datos los voy sacando de mi cabeza así que si hay algún chingue no se hagan los vivos que seguro buscaron de internet, por lo demás tengo confianza en que algún eventual yerro no alterará la sustancia de estas líneas).
Ello asentado, en cuanto a que los vándalos son europeos y ná que ver con estos pagos, quiero que reparen en cómo Europa ha crecido a lo largo de estos siglos hasta recrear hordas vandálicas que no encaja en nuestra sudaca concepción más dada a una evolución que no conoce de la sofisticación.
En Francia existe un grupo autodenominado "frente de liberación de enanos de jardín" y que tiene seguidores en Bélgica, España, y Alemania. Estos sí son vándalos de verdad, estos muchachos y muchachas, son de la idea que esos peques de material estático se encuentran privados de su libertad por sus dueños, entonces organizan “rescates” nocturnos, para los cuales van encapuchados, liberan a los gnomos inmóviles y los llevan a algún bosque.
Eso sí, antes toman fotos de la hazaña y suben a su web en Internet.
En una especie de rescate masivo, el año pasado estos "libera enanos" rescataron/secuestraron a 86 figuras y las colocaron en el patio de un colegio liberándolos, así, de la esclavitud a la que los sometían sus dueños que, si te ponés a pensar un segundo con arreglo a sus criterios, mal debiéramos denominarlos dueños ya que esto sería una aberrante reducción a servidumbre de los sotipes (petiso, petizo, se acepta de las dos formas, tá?). La noticia la provee Infobae
Por favorrrr! Pueden estar tan al reverendo pedo para decir "ey, yo soy un libertador de enanos de jardín", a lo mejor esto es muy francés, te da un halo de charmé o, definitivamente, los argentinos nos hemos quedado en un estadio cuasi cavernícola. Qué se yo, uno ve gente que anda salvando a las ballenas pero más allá que estos queridos cetáceos deben ser preservados de la extinción, con una mano en el corazón te digo que, para mí, ninguno de ésos vale lo que la vida de un niño que muere de inanición en Africa, en Latinoamérica o en cualquier parte del mundo. Y no me contra argumenten que la vida de un ser en este planeta sea ballena, pájaro o ser humano es igualmente valiosa porque esa verdad de perogrullo no es la que está en discusión; lo que planteo es una cuestión de prioridades: cómo merda vas a decir o andar creyendo que estamos en aptitud de preservar este mundo porque con un gomón le impedís a un buque factoría japonés que ande cazando ballenas mientras hasta quizá de donde provenís tenés gente que se muere de hambre, mujeres sojuzgadas, mutiladas y hasta probablemente para lapidar? Primero las mujeres y los niños; este mundo naufraga todos los días.
Volviendo al asunto, me acuerdo del amigo Juan Sackmann que le decía a su tía que no estaba él para enano de jardín cuando medio lo tenía de acá para allá con algún mandado (no se refería a la inmovilidad, obvio, porque las peticiones de la tía implicaban un moverse, señalaba cierto viso de sojuzgamiento; o sea: no me tengas como esclavo/enano de jardín) y, lo cierto, es que en ese caserón de mi San Isidro querido no recuerdo que hubiera enano alguno. No habrán sido éstos los primeros de estos pagos que andaban liberando enanos? ah?Este orbe es un misterio. Ya sabés, si cuando vas al baño no encontrás a tu enano a lo mejor te lo soltaron en algún bosque.
Quí lo sá, eh?

miércoles, 15 de agosto de 2007

Ahijados

Soy padrino de Iara, de siete años, hija de Zulma y Claudio; de Santiaguito que está por cumplir los cuatro, hijo de Pilar y Alejandro. Mi Catalina es ahijada de este último. Todos chiquitos, por ahora.

No son los únicos ahijados, tengo tres. Falta mencionar a mi primer ahijado, sangre de misma sangre, primo hermano, mismo e ilustre apellido, un grandulón que me lleva un par de años: Juan Carlos (h). Claro, soy su padrino de confirmación y aún recuerdo acompañando a mi primito, que desde crecidos me sacó casi veinte cm. de estatura, hasta el altar en la aristocrática Catedral sanisidrense, yo con la manito en su hombro derecho, el adelante mío, cara a cara con el cura, y éste que le pregunta cuando llegamos: y tu padrino? (gil!, acá atrás, no me ve? -estoy en casa sagrada así que suelto un improperio que sale en riguroso latín-)

Mi familia, por la rama paterna y al menos hasta la generación que me precedió, dio bastantes frutos, vástagos que andan sueltos no sólo por este bendito país sino, también, poblando la vieja Europa. Tras generaciones en las que no tenemos memoria del primer ancestro foráneo —ya que somos de la creencia que los primeros de nuestra familia, mucho antes de nuestros 25 de mayo o 9 de julio, cuando pisaron estas tierras era porque habían salido de la Iberia siendo argentinos—, se da la situación que algunos "RA" (nuestra sigla de apellido) están haciendo el camino inverso y poblando esos lares; acaba de nacer en Alemania, hace poco, la segunda bisnieta de don Juan Pío, nuestro Tata oriundo de Catamarca, tucumano de pura cepa. La primera es austríaca, hija de la hermana menor del ahijado del que les hablo. El Tata, que hizo del lema alberdiano gobernar es poblar, habrá de estar confundido; él que no dejó de coadyuvar a poblar esta Argentina con sus ocho hijos de matrimonio con mi abuela, con más otras dos tías que conocí ya de adolescente por estas zonas —lo que, en los hechos, me acumuló otra abuela— y vaya a saber cuántos más. Abuelo, Tatita, Juan Bautista le habrá comentado al llegar al Cielo: chapeau para Ud. (y, claro, te lo debe haber dicho así porque nuestro prócer pasó parte de ésta y a la otra vida, en Francia, un 29 de agosto, de ahí que ése sea el día del abogado, no?)
Este multifacético ahijado y primo del que les hablo, sigue llenando de orgullo a este padrino. Este mismo que escribe y que en los preparativos de su casamiento, años ha, salió a comprarle una maquinita de afeitar tipo con 100 mangos de ahora y se olvidó de darle el vuelto y que, también, le cuidó con esmero el hasta ese momento no estrenado departamento próximo a Arenales y Santa Fe mientras disfrutaba de su luna de miel... je je
Cuando nació, tras dos hermanas que lo precedieron, "Macho" gritó la partera y ese apodo le quedó hasta entrada su adolescencia cuando, de repente, me frenó y me dijo ya no soy Macho, soy Juan Carlos o Juanca, si lo prefieres... psé, me trata de "tú", en lo que es el genuino "tuteo" y no a lo que llamamos tuteo acá cuando nos tratamos de "vos" lo que, en realidad sería "voseo" tú me entiendes?, vos me entendés?, mentendé? Pero, what? ma qué? qué onda?; éste vio a Pablito Ruiz almorzando con la Legrand? Explico: para aquéllos que recuerdan a Pablito (oh mamá, ella me ha besado, oh mamá estoy enamorado... y que nada tiene que ver familiarmente con el Cabezón), les traigo a la memoria que en unos de esos "Almorzando", la Chiqui le pregunta algo arrancando la frase con "Pablito" y él responde No shoy Pablito, shoy Pablo. Yo sha shoy un adoleshente... se escuchan grillos en la pampa desolada.
Bueno, después me quedé tranquilo porque, está bien, semejante animal con tanta carne en los vohues y que le estén diciendo "Macho" como cuando éramos impúberes, lo entendí perfectamente aventando la posibilidad de que hubiera elegido otro rumbo sinuoso que, sea dicho, debe aceptarse válidamente no vaya a ser que algún truhán el día de mañana quiera sacarme alguna frase de contexto de estas líneas que deambulan en el éter ciberespacial para endilgarme alguna actitud discriminadora que no tengo. De hecho, la frase "au revoir" con la que terminé otras entradas se la tomé a un travesti amigo de un amigo cuando se despedía gentilmente en zona recoleta.
También está la no aclarada situación de la medalla de oro del Tata paterno que mi ahijado dice que no era de oro y que me parece se la agenció. Qué se yo. A mí me versearon pero se supone que era para el primogénito varón de esa generación que no es otro que quien tipea ésto (aclaro: él, que nació antes que uno, es el más chico y único varón de tres hermanos, yo soy el más grande de tres hermanos varones). Por las dudas, y en acto quizá un tanto subconciente de que me estuvieran pasando una mula en esa tarde de mi infancia en solar tucumano, aproveché para plantar un arbolito en una maceta de la patricia casa sita en calle Las Heras que terminó reventándola a fuerza de sus raíces, venganza que llevó su tiempo y la elección fue deliberada puesto que encontré el adminículo al pie de la misma. En el ínterin, en un verano posterior, advertí que alguien usaba sus ramitas para colgar algunos trapos al sol; no hay caso, seguían burlándose de ese pequeño vengador que era yo.
Terminando el tema, mi ahijado más grande, un hombre hecho y derecho, aunque con algunos problemas de columna que parece común a todos nosotros, añade para orgullo de su padrino a su vasta currícula que exhibe varios hitos, su faceta musical a las huestes de Youtube en el link que les pego. Ojalá lo disfruten por más que, aclaro, mi onda es más heavy no tan melódica como la de él...

Macho?. No, JuanK; mi ahijado.

http://www.youtube.com/watch?v=WLlsEmTb8NM

Au revoir.-

la foto es de 1.991, levantada con escáner de una copia baqueta que me la mandó otro primo y yo recorté un tanto para subirla acá. Ahí ven: a la izq. a mi ahijado más grande; al medio, eu y con el teléfono inalámbrico que bancó más que los de ahora: Willy, mi hermano menor.

domingo, 12 de agosto de 2007

Estoy grosso, negrito ?



Ayer, sábado 11, arranco a las 17.00 yendo con Cata al cumple de un año del vástago único de mi edecán acá en Caballito; a las 20.30 nos pasa a buscar Arturo y de allí dejarla a mi hija en Belgrano para proseguir solito hasta Puerto Madero y estar en la celebración de los 40 de Silvio donde me encuentro con Sergio; se hacen las 23.00 y rajando, antes de que expire el día, tacho hasta bar en Almagro donde Marcela celebra, también, el inicio de su cuarta década (mirá vos estos dos que vienen a nacer justo en el mismo día!). Hay que llevar el presente de Sergio, Javier y mío, para la aludida que estaba en casa (el regalo, Marcela estaba en el bar, obvio)


Antes de que canten las 24.00, llega Guille y empieza la esgrima de siempre negrito, estoy grosso? vos estás recontra para atrás, tocáme estos dorsales, estoy entrenando a full... bah, un poco de creatina ayuda y me dice que no... tanto va el cántaro a la fuente que, en orgullo viril, y a pesar de que no voy al gym hace casi un año y la verdad cada vez siento que se me va un poco la fuerza, le digo, vení, maraca, hagamo' una pulseada.


Se tira presto al frente mío, las miradas fieras, Sergio (que aparte de pescador se volvió árbitro de estos menesteres que, juzgo, habrá aprendido de ver a Sofovich) nos dice cómo poner los brazos... mmm. Arrancamos y yo lo bardeó a mi contrincante te estás poniendo colorado, te cuesta?, estás haciendo fuerza? y, en el pelotudeo, me hago el sobrador y tipo en que le doy una pequeña ventaja para torcerle después el brazo onda Stallone en Halcón, de pronto veo que no puedo y mientras avizoro que mi mano va a tocar derrota, pienso: la concha de la lora, quién carajo lo va a aguantar después!! y cuántos años va a quedar diciendo: negrito, te dejé chiquito como un maní. Inevitable, son mis 70 kg en 1.71 m. contra casi 90 en 1.90 m en posición desventajosa.


Pero, al otro día, encuentro la respuesta leyendo el Perfil de los domingos. Ahí, la licenciada Claudia S. Palau (ed. del 12.08.07 y que no tengo idea de quién catzo es) asevera que la exigencia corporal refiere a una apuesta narcisista enmarcada en un desafío exclusivamente personal, que puede llevar al que entrena a fascinarse con su propio cuerpo, hasta llegar a lograr algún tipo de satisfacción autoerótica.


Ah! éso es!! éste nabo de Guille está autoerotizándose y yo dejé de hacerlo desde que largué la burundanga! Ya vas a ver! vuelvo, a full con la creatina, y nos vemos uno de estos días en el gym de Acoyte y Rivadavia. Eso sí, guacho, depiláte los pelos de los hombros esta vez...

viernes, 10 de agosto de 2007

Confesiones de Invierno

Habíamos cortado con Gabriela y Pae me tira que me quede unos días en su dpto que el tenía que viajar a San Juan por unos negocios. Yo agarro la onda y por unos días soy dueño de un lugar ajeno. En esos días se jugaba la final de una Copa América entre Argentina y Méjico —creo que 1.993, hace catorce años ya!!—, recuerdo los dos goles de Batistuta que salimo' campeone' Estoy en Vicente López, sobre la avenida Maipú, donde corta con Irigoyen.

Después de estar un par de días empezó a pintarme la nostalgia por la casa de los viejos, ya me conocía de memoria todos los peces que estaban en semejante pecera, les daba de comer y me dí a pensar que si semejante cubo acuático se rajaba, desde ese décimo piso íbamos a generar un tsunami... aunque, si lo pienso, ya deberían estar acostumbrados por el barrio a los fenómenos naturales desde que la monita de Pae voló esos diez pisos al fallar en un salto desde la ventana del cuarto a la del comedor que estaba cerrada y se la pegó como esos pajaritos que, creyendo que no hay nada, se llevan puesto el vidrio. La diferencia, claro, es que los monos de ahora no tienen alas —a lo mejor alguna mitología los recoge alados, no es el caso— y su pobre mascota y compañerita después del frentazo vino al vacío desde semejante altura.
Aunque parezca inconcebible, esa vez la mona sobrevivió semejante caída; los que vean una analogía con la tortuga que doce años después se me rifó desde el balcón de mi dpto desde un octavo piso y que comento acá en otro lugar, les aclaro: ambos bichitos, efectivamente, sobrevivieron tras grosero trauma pero Tortis (la tortuga) aún vive sus días en otro lugar ajeno al vértigo y se habrá quedado sorda porque nuestra recordada monita expiró en las fiestas de ese año por el estrés que le produjeron los fuegos artificiales.

Siguiendo con mis días en lo de Pae, encima, lo más fuerte que tomaba mi amigo en ese momento —y creo que en toda su vida— era el Tía María el que ya me estaba empezando a dar arcadas. Eso sí, los cafecitos eran muy buenos, ahí bien guardaditos en tuppers herméticos en la heladera de donde yo, a diferencia de su dueño, los sacaba sin detenerme tanto en reparar en su aroma.

El aludido tenía un buen televisor, enorme, en el cuarto y una videocasetera, todo de avanzada para la época, de acuerdo al gusto de este muchacho que le gustan los chichitos hi tech pero que le cuesta desprenderse sentimentalmente de los old tech. En uno de esos momentos de agobio, pienso: dónde era que este turro guarda esos videos que no me deja ver?. Tras patrullar el dos ambientes, los encuentro y antes de mandar el VHS a la máquina, pienso: este guacho, como me conoce, habrá puesto una trampa, con el dedo pulgar de mi mano derecha levanto lentamente la solapa de la Panasonic, ahí donde ensartás el video, y qué veo? un trocito de papel!! Ajá, guachito!, desconfiando de tu amigo!; qué cosa más fea!!, pusiste el artilugio para, al llegar y si no estaba en su lugar, me inquirieras «Richón, usaste la videocasetera, pá qué? ... Con cuidado, casi con amor, tomo el papelito buchón, lo guardo en mi paquete de Camel, termino de pispear dos videitos al azar, no más. Ya es mucho. Retiro el último y después de apagar todo, pongo de nuevo, en su lugar, el papelito de Pae.
Sorry, amigo, más vale tarde que nunca. Son cosas de pendejos.
Igual me seguís queriendo, nop?

miércoles, 8 de agosto de 2007

Andrea BODY

Lo prometido es deuda: les presento a ella quien es autora de "Prisionero", que está en la entrada del 23 de julio de este 2.007.
Están viendo parte de una producción muy cuidada, en donde fue fotografiada a rabiar dándose a modelar después de tantos ruegos.


Hay más; muchas más pero —debo admitirlo— ella anda en poses más etéreas y no creo que la mayoría de los gamberros que puedan frecuentar esta página así lo entiendan.









Cómo definirla? cómo asirla si te dice que sos el amor de su vida y vos bien sabés que es una metáfora puesto que siempre fuiste como el perrito abandonado en la calle que siempre mueve la colita ante una caricia? ah?.



Ni un piquito de cumpleaños, casi fraternal, hemos tenido ni nada que se le parezca; he comprendido que ella a lo que ama no se le acerca, mantiene una prudente distancia en donde prefiere la ilusión al mal recuerdo y yo — que, modestamente, fui la «ilusión» de alguna que otra fémina— lo entiendo porque, en otras palabras, quiere decir que sos una cosa distante, casi ajena.


Una vez me confesó, con esa profundidad que la caracteriza y delante de terceros para que el golpe tuviera más efecto: negro, yo si beso me enamoro... y uno bancando la contradicción porque esos labios en la semana habían hecho de las suyas en un antro dado a la nocturnidad pero, mirá vó, no se había enamorado del sujeto.


Igual, lo nuestro es un código, un subterfugio.

Ella sabe que la quiero desde el corazón y eso basta. Y, fundamentalmente, sabe de mi ego desmedido que no admitiría que me diga, precisamente, que está enamorada de algún pelandrún.



Esta cosa de no haber tenido hermanas a uno lo pone medio extraño en estas situaciones; el hecho de ser padre de una nena ha repincelado relativamente mi percepción del mundo femenino y lo digo sin grandilocuencia no vaya a ser que alguno crea que un nabo como yo no aprendió eso después de haber tenido algunas experiencias de pareja en su haber (todas hetero, por si a alguien se le ocurre el chascarrillo).




Yo estimo que mi género no conoce a las mujeres hasta que éstas ocupan otro rol. Sinceramente, no podés conocer a las mujeres desde la atalaya que sólo te deja ver a mamá o a la/s pareja/s.

Tenés que tratar de aprehenderlas desde ese otro lado en que vos tenés que obrar a guisa de guía, de gurú de sus infortunios; o sea: o como amigas o como hijas.

Y tan así deberá ser que, algún día, llegará el momento en que quien sea mi pareja por siempre deberá, necesariamente, ser también mi mejor amiga. Dejo para otra oportunidad el estadio en que el medio kiwi de uno deviene en mejor amiga porque hace a una temática que no puede abordarse lateralmente en esta entrada.



Retomando: jamás, por caso, a menos que tu superación posfinisecular sea de un nivel de avanzada, te vas a poner a escuchar las endechas amorosas que atraviesa tu cuchi cuchi o tu mami. No señorcito.


Así el asunto, soy una suerte de confesor maldito de esta ninfa que también nos trajo el sur. Y reconozco que mis métodos son un tanto agresivos, exentos de las sutilezas a las que soy propenso.

Si yo tuviera amigos buenos, en el sentido de "presentables", me encantaría que ella acomodara con alguno de ellos pero, se sabe, los amigos de uno, precisamente, no son para presentar a nadie de la familia ni a amigas porque por algo son amigos. Se entiende el silogismo?


Haciendo un poco de historia autorreferencial (jeje, se me pegó este término que execro), la primera vez que la ví casi me salta la cadena; son esos momentos en que uno, de caballero y creyente que es y que jamás atrevería a violentarse jamás con una dama (orgullo que aún mantengo a no ser que alguien postule que algún chirlo en el traste de mi hija me haya vedado ya la condición), piensa ay diosito, hacéme un milagrito chiquito, convertíla en hombre dos minutos que le bajo los dientes.

Yo estaba para ser entrevistado para un cambio dentro del mismo laburo y llego a una oficina en donde me espera el que al final sería por un lapso mi futuro jefe y esta chica con cara de pocos amigos, oficiando de secretaria, me manda a sentarme por un rinconcito como si estuviera hablando con Cacho el de la esquina de su barrio (atentti que no el Cacho Castaña que, por ése, ésta hace un desastre).

Una mala onda esta yegua del orto, pensé. Y no, era su forma de relacionarse de entrada. Al mes ya venía hasta mi escritorio y se tiraba en la alfombra y usaba, por poco, de almohada mis zapatos en esos 5 minutos de ocio que nos daba tanto trajín estresante. Odiaba que se metieran con su comida a punto tal que un día escuchaba sus gritos destemplados poblando la oficina, ella puteando a todo el mundo porque le faltaba la mitá del sanguche de su milarda y yo que me había olvidado de decirle que le había hecho una jodita que estaba en la silla que estaba metida en su escritorio...Se le transfiguró el rostro y, de la furia a la dulzura, mirando a todos, les dijo ah, si fue él, está todo bien.

En la actualidad, si hay asado en que acompañe la ensalada de papines, no se te ocurra mandar el tenedor al bol sin antes verla a ella: si ves que empuña de repente el tramontina sin decir palabra, te aconsejo seguir para el lado de la ensalada mixta. Yo te lo advertí, eh?

Ya saben que escribe y la fisonomía la tienen en estas fotos, agrego: psicóloga en ciernes, soltera, con ganas de vivir la vida... Intolerante con los hombres que dan excusa del tipo tengo a mamá con gripe o que, en halago groseramente desacertado, pueden llegar a decir sos como una Madre Teresa (a propósito, esto me recuerda a Espuma diciéndole a una chica, ya en edad de merecer, que ella estaba buena y que era casi un Falcón 80, todo original... pordió!) y una lista cuasi inagotable en donde, si se anima, puede registrar nuestras frases más lastimeras.



Esta es nuestra conejita de hoy. Suena Rodrigo con "La mano de Dios" y ella, taconeando, grita: a bailarrrrrrrrr!!!

Au revoir.-

Errarum hipocraticum est...
A principios de este mes, salieron dos noticias que me dejaron estupefacto por lo inconcebibles. Por una parte, un hombre mayor que padecía una enfermedad terminal, fue dado por muerto en un sanatorio de Quilmes y mientras lo trasladaban a la morgue de otro sanatorio, enfundado en la bolsa mortuoria, un empleado advirtió que se movía... Nuestro sujeto falleció, realmente, no menos de 48 hs después.
Por otro lado, y tan patético como el anterior, se dio en Monte Grande el caso de una beba de 22 semanas de gestación que tras nacer prematura, los médicos determinaron que había fallecido por lo que fue colocada en una heladera de la morgue, hasta que un empleado advirtió que lloraba...
Finalmente, la pequeña falleció también en no menos de 48 hs.

Pero qué carajo es todo esto?
No corren escalofríos por el cuerpo?
Por supuesto que esto podría dar lugar a ocurrencias de todo tipo pero me parece deleznable ponerme en tal situación, aunque, confieso, estos casos parecen escapados de uno de esos cuentos de Edgar Allan Poe. Pero, claro, nuestro querido amigo escribía sobre la base de unas fantasías provenientes de su torturado espíritu y de ciertas adicciones; acá, se supone, vivimos en el mundo real. Me equivoco?
Una pregunta inquietante surge de estas inauditas situaciones ¿cuántos otros casos habrán pasado ocultos? Y el ocultamiento lo refiero en todos los sentidos: tanto para los galenos, los paramédicos como para la prensa, menos —obviamente— para quién haya pasado el trance y esté esperando arriba para que los autores del yerro rindan sus cuentas. De no creer.

martes, 7 de agosto de 2007

ACADEMIA PADULA

Cuando se escriba mi biografía... (???) , si es que no acudo a acometer esa tarea por mí mismo (que bien podría entrar toda en el reverso de un boleto de bondi), obviamente debería tener su lugar mi experiencia en la carrera docente de la Universidad de Buenos Aires de cuyos claustros egresé.

En esa especialización docente, compuesta de cuatro módulos, me tocó en suerte el último con un taller de teatro. Sip; no e' joda. Junto a una pléyade de leguleyos titulados que entre otros menesteres forman a los futuros abogados transmitiendo sus conocimientos exhaustivos de la rama del derecho que han abrazado, finalicé esa carrera haciendo gala en las tablas. "Es este mundo un gigantesco campo de batalla en dónde los vencidos son protagonistas de la tragedia", escribió un Ricky de 19 años otrora...

Es cierto que mi primer actuación estelar —y la única puesto que el resto de las veces siempre fui segundón— fue en el Teatro Municipal de Río Gallegos, en 1.980, haciendo la adaptación de Alejandro Casona en "El entremés del mancebo que casó con mujer brava" y en donde, calzas y florete mediante, me cupo ser el mancebo que debía domar a mi fierecilla esposa. El dato, antes irrelevante, asume ahora visos trascendentes en función de la procedencia de grandes figuras desde esos puntos del sur argentino.

Volviendo a la experiencia docente en teatro, último semestre de 2.004 (ó 2.005?, el viagra me está haciendo garcha la memoria), y recordando a gente tan linda, se me ocurrió mandar esta entrada con dos fotos que nos quedaron de la ceremonia de entrega de los Oscar, tras la adquisición, sin cortapisas, de todos los secretos de la actuación y, también, acá abajo pego el texto del emilio que mandé mientras nos debatíamos para definir quiénes habrían de ser galardonados y en cuál ítem.
Lamento un toco no haber guardado lo de mis compañeros pero quién coño iba a suponer que la iba a ir de blogger?





"Yo en esto de los premios veo una mano negra, me recuerda a cuándo se discutía que los Martín Fierro eran una farsa que venía de arreglo...
A título de ejemplo, advierto -sin desmedro del despliegue actoral de la hiena Falcioni que, al fin de cuentas no sería otra cosa que la transparentación de alguna faceta de su tortuosa y rica personalidad- que en el ítem "pluma gay" se ha desconsiderado sin atenuantes al desconcertante vendedor de zapatos que, junto a Candela, compuso el colega SEBASTIAN el cual me recuerda a Robert de Niro en sus primeras épocas -y, de suyo, el mejor de Niro-; a fortiori, y en un ámbito de sana competencia, no debiera pasar oculto -más allá de que parezca un exceso al delicado límite de la humildad- la escena del bañero gay que compuse en el cual, junto con DAVID, nos comimos la boca soportando mi partenaire el vaho etílico grosso que destilaba producto de un "after office" que fue, en rigor, un "before Padula".
Prosigo. En cuanto a terna "más sexy".. qué decir? Asumo que CANDELA hizo un derroche histriónico de sensualidad semejando a Marilyn cuando le cantó a JFK su famoso "happy birthday" motivo por el que estimo, con la poca autoridad que pueda asistirme, que ese rubro, si Cande es la genuina ganadora como todos alentamos, sea denominado "mejor despliegue sensual".
Y también se inadvierte que el género es, de suyo, harto prosaico en donde no falta el diletante que, a fuerza de ser cara bonita, siempre se ha ganado algún lugar en la lid del espectáculo. Con esto quiero significar que faltarían rubros del tipo "carilindo", "mejor pavo", "mejor sonrisa", etc que, sin duda y aun cuando no hubieren aportado un carajo desde lo actoral, tienen ganado su sitial merecido en el ámbito farandulesco. Y sí, qué joder.
Y qué decir, p ej, del amigo HORACIO? sin duda, en un par de intervenciones no tan festejadas quizá por los presentes, puso de su cuño un par de frases memorables para mi gusto que en algún tramo me hizo recordar a Joe Pesci sobre todo en esa escena en donde invita a la srta al auto y acto seguido se ve su cabeza descender no sé si buscando el encendedor o dónde estaba el freno de mano... De hecho, me lo imagino a HORACIO, precisamente y en esa escena, preguntando una cosa por el estilo. Es más, para los memoriosos, sabrán que el gran Buster Keaton en esas épocas formidables del blanco y negro, hacía reir sin emitir palabra alguna.

Respecto de ese formidable elenco que compuso el ámbito femenino, tengo dos palabras para nuestra recién consorte FLORENCIA que en ningún momento dejó de lado esa sonrisa en suerte cómplice que parece no perderá nunca. O bien, del no tan oculto ánimo de la platea masculina cuando se arrebujaba en la butaca aguardando que alguna de nuestras compañeras diera su primer beso actoral (recordar que el actor, metido de lleno en su personaje, vive, precisamente, el personaje y se desliga de sí mismo... bah, ese es el verso que siempre escuché, sobre todo de mi amigo y ex actor -?- Pablo "Juro" -alias Pae-).
También debiera explorarse premiar la metamorfosis de la simulación como, vgr., uno pudo advertir cuando LAURITA convidaba su cigarrillo a JUAN MANUEL y él, por arte de fantástica ilusión -o bien, a modo de evasiva del entorno- transformaba el hipotético elemento en un yuyo no tan malsano como el que uno socialmente podía encender tras la clase....
FAUSTINO, creo, no pudo ser entendido en toda la dimensión que puede abarcar. De hecho, creo que ha engañado a todos fingiendo que era un asistente al curso. En alguna que otra intervención, fruto seguramente de sus sutiles vivencias, este muchacho decoró el ambiente de ilusiones que hasta llegaron a perfumar el aula magna... En efecto, ese impromptu que acompañó con su rol de farmacéutico que vendía una cajita mágica para descubrir el temblor en su partenaire y espetarle sueltamente que también tenía algo para el Parkinson, creo que hasta Olmedo lo está festejando.

Podría seguir... pero, en este preciso instante, entra a esta oficina un funcionario que ///// (
TESTADO DEL ORIGINAL) ... por el cambio de autoridades y viene a romper las ///// (IGUAL TESTADURA) a este humilde servidor que está abocado a un menester más grato... Un beso o un abrazo según cada destinatario. RICKY

lunes, 6 de agosto de 2007

La
no es como el trigo

Mi inefable amiga Marcela G., a días de cantar los 40, me envía para que consulte una publicación que, dice, será de mi interés y se intitula "Sexo solitario. Una historia cultural de la masturbación" de Thomas W. Laqueur (v. pag. del Fondo de Cultura Económica), aportándome esta suerte de sinopsis de la publicación:

'Sexo solitario' es la primera historia cultural de la práctica sexual más común y extendida del mundo: la masturbación. Cuando casi todas las prácticas sexuales cuentan con defensores públicos y los actos sexuales forman parte de las primeras planas de las noticias, la más sencilla y habitual de dichas prácticas resulta vergonzosa, incómoda e incluso radical cuando es admitida abiertamente.
Sin embargo, esto no siempre fue así. El sexo solitario como un tema médico y moral importante puede ser fechado con una precisión poco frecuente en la historia cultural: el "vicio solitario" entra en escena alrededor de 1712. Criatura de las Luces, la masturbación en principio preocupó no tanto a los conservadores -para quienes era uno entre los numerosos pecados de la carne- sino a los progresistas, quienes aceptaban gozosos el placer sexual pero luchaban para crear una ética del autogobierno.
Así, la masturbación se convirtió en un tema de interés ético tanto para hombres como para mujeres, para jóvenes y adultos.Thomas W. Laqueur revela cómo y por qué este modesto y alguna vez oscuro medio de gratificación sexual se convirtió en el gemelo maldito de las grandes virtudes de la sociedad comercial moderna: la moral individual autónoma y privada, la creatividad y la imaginación, la abundancia y el deseo. Así, muestra cómo un problema moral se convierte en problema médico, cómo algunos de los científicos más importantes de los siglos XVIII y XIX culparon a los placeres solitarios de producir daños físicos, mutilaciones e incluso la muerte. A principios del siglo XX, Freud y sus sucesores transformaron esta tradición al definir la masturbación como una etapa del desarrollo del hombre y, finalmente, en el ocaso de ese siglo, la masturbación se convirtió para algunos en el elemento clave en la lucha por la liberación sexual, personal y también artística.El historiador Thomas W. Laqueur, a través del análisis minucioso de materiales tan diversos como la Biblia, textos médicos y filosóficos, diarios, autobiografías, el trabajo de artistas conceptuales, materiales feministas y pornografía, nos presenta la historia de lo que ha sido el último tabú.

Miren uds. qué cosa. Esto puede servir para aquéllos que me han dicho que este sitio estaba teniendo contenidos un tanto vulgares. Bah!
Pueden apreciar que, en forma profunda, se trata un tema delicado y, advertirán, nada menos que en publicación del Fondo de Cultura Económica. Touché!. Pero, claro, no es lo mismo que un pobre jeropa opine del asunto a que lo haga alguien con ciertos visos intelectuales (hasta rastrear eso de que arranca el mano tutti como fruto del Iluminismo).
Lo que puedo añadir a lo que surgiría del libro de marras, acorde al contenido de este prólogo (sin caer en el burdo aforismo de "el buey solo bien se lame" porque algún vivillo puede acotar "pero con ayuda lo hace mejor"), es que esto de "vicio solitario" me parece un tanto forzado para estos tiempos y que más que práctica oscura sería una práctica blanquita.
Hasta donde me informa la experiencia que otros me han transmitido en persona y algunas publicaciones no tan elevadas como la de esta entrada, las tocaditas pueden ser hechas por un par o una impar o multitudinaria. No hay nada peor que sentirse solo en cruciales momentos y de allí que el sagaz ingenio popular que no conoce descanso, haya puesto en los anales del "Masturba Sutra" la famosa "dormidita" que, no será como la hendidura de la caña de bambú que nos provee la erótica literatura hindú, pero que viene en auxilio del desolado y consiste en estar sentado poniéndose la mano hábil un rato bajo el glúteo respectivo y cuando está dormida por el efecto vasoconstrictor, se procede, entonces, a bambolear el bambú de tal suerte que el actor asume que otra persona cumple el menester habida cuenta que la falta de sensibilidad le impide reconocer a su extremidad manual como propia.
Las hay de variados tipos, pej. "paragüita", pero no es el caso tratarlas acá.

Freud equivoca si mantiene, entre tantos yerros, que es una parte del desarrollo del hombre (comprendiendo al género humano, eh?; o sea: ellas + ellos) puesto que, si así fuera, muchos de mis veteranos conocidos deberían estar consultando a un endocrinólogo interrogándolo al galeno si aún les resta crecer porque no se curó de la puñeta... Doctooooooooorrrr, esta mano no me hace caso!!!!!!
Si sí, ahora algún nabo lector puede decir que lo que Sigmund apunta es al desarrollo psíquico. No es el caso, tampoco, porque, de ser así, ninguno termina de desarrollar su psique porque se sigue haciendo la boba. Estamos?
También se nos dice que a finales del siglo pasado, la estimulación autosatisfactiva se convirtió en elemento clave para la liberación sexual, personal y artística...
Mmm, qué se yo. Está bien que algunos no tienen problemas en reconocer abiertamente que se aporrean el canario pero de ahí a decir que eso lo libera personalmente... mmm, y digo: esta cuestión de liberarse artísticamente cómo hubiera servido en la vida cuando mamá te golpeaba la puerta del baño para que salieras (ibas por un duchazo que ya frisaba las 2 hs) y vos haber poder respondido no jodásssssssss que estoy cincelando la estatua!!!... así no se puede crearrrrrrrrrr!!! agghhhhhhh... y después de haber finiquitado el momento gritar a los cuatro vientos, cual Nerón, "qué artista se pierde el mundo!"
Ojito, amiguitos, uds. saben que para los varoncitos el tema es, digamos, más engorroso porque enchastra de verdad, así que sugiero a aquéllos que hagan de la pintura su arte, llevar siempre la toallita para limpiar el pincel y lo que haya volcado la paleta. Y, de paso, vamo' a fondo: lleváte el gorrito, el pintorcito, todo todo, y vos con cara de Dalí. A ver quién osa enrrostrarte el mote de "pajero".

Es cierto, y lo asumo como católico, que la Iglesia no toma este tópico con buenos ojos. Y está bien que así sea porque, me sumo, es un hábito pagano.
En efecto, si pudiera acudir ipso facto a mis amigos a qué expusieran acá sus biografías, habrán de notar en que todos coinciden (o, al menos, un 90%) que en las furiosas épocas en que estaban enviciados, en los albores y hasta el ocaso de sus adolescencias (hablo de estar a full todo el día, tamo?), difícilmente los hayan pescado, agarrado con las manos en la masa. Y por qué? Sencillamente porque, como habrán escuchado algunos, "el pajero tiene un dios aparte".
Algunos más eruditos han visto en ello el famoso tributo al "ignoto deo" que vió el apóstol en sus paseos por tierra de helenos (recordarán el episodio de Pablo en el Areópago dirigiéndose a los paganos de entonces que habían puesto íconos a todos los dioses incluso hasta para el "dios desconocido").
En resumen, obviamente que el manoleo puede llevar al paganismo habida cuenta que unos terminan creyendo que, como no los cazaron nunca tallando el mazo o la masita, tienen una deidad desconocida a su favor y en eso, la Santa Sede no puede errar. Adscribo y aguardo que esto no sea tomado como blasfemo.
Para finalizar, aparte de poner la tapa de la publicación que comentamos (que aconsejo asir con guante de látex para su lectura apropiada), agrego otra de la tapa de un disco del grupo "A palo seko" que, al parecer, se introduce musicalmente en estas honduras y de quiénes no tengo ni la más puñetera idea. Au revoir.-