viernes, 13 de julio de 2007

De la Misteriosa (y escatológica) Buenos Aires

Disculpáme, Manucho... tu literatura es bastante fuerte (y tu peso intelectual gravitante aunque creo, humildemente, que Bioy te lleva varios cuerpos por más que ahora reposen Uds. en el osario público y aun privado, no único -o alguno fue cremado?; si alguien conoce que me arrime el dato-) pero en las historias que pueblan este conglomerado resaltan los excrementos, los soretes de los perros que visten estas veredas del siglo XXI. Me tomo la licencia de jugar con el título de uno de tus libros.
Sinceramente, estoy asqueado de ver pobladas esas inmundicias en las veredas de Buenos Aires no sólo por lo estético sino, primordialmente, por tener que andar a los saltos sobre la mierda de los canes de mis vecinos. Me pregunto si no sería hora de darle a la Guardia Urbana la palita y la bolsa ya que, al fin de cuentas, los veo bastante al divino botón que ni siquiera pueden imponer el orden en una placita, obvio, pues como loros te repiten que ellos tienen un "poder de policía limitado"... En fin. Sí; para los no entendidos en estos menesteres, lo que quieren decir estos chicos es que carecen de autoridad suficiente para imponerse cuando los vecinos, por más que esté prohibido que lleven a sus pulguientos especímenes a pasear por una plaza, lo hagan a su antojo y encima pongan cara de orto tipo pero... pobrecito, dónde, si no, lo llevo de paseo? (el argumento no lo invento, lo tengo bastante bien escuchado) y como no pueden "echarlos" de las orejas a los que se "cagan" en la prohibición de andar con sus mascotas peludas en medio de los chicos que juegan, se quedan al lado como haciéndoles ver que los mandan al frente... qué castigo!! Qué PROGRE!!!
Yo les daría varias respuestas a los energúmenos que pasean sus pobres perritos a la par que siembran de tortitas al paso, entre las que cuentan: si no tenés patio o terraza, hacélo pasear por el living de tu casa y que te cague ahí mismo... o bien, te tendrían que reventar el culo de impuestos por tener una maquinita de carne que ensucia en todas partes menos en tu casa, claro.

Además, dónde merda están las Asociaciones Protectoras de Animales? o los de Greenpeace? O nuestra B. Bardot, Nicole Neuman??... Ah no?! díganme si no es también injusto para los perritos que estén sometidos a vivir en esos cubos de aire que, incluso, ni dan abasto para los habitantes que portan figura humana. Se les joden las patas, no tienen un trozo de tierra para esconder un hueso, etc etc. No es esto una tortura para la psiquis del animalito?... Psicólogos del mundo, uníos!!!
Y no va a faltar que te digan que son una compañía necesaria para aquéllos que están solos... pero por qué no se dejan de joder con esos argumentos lastimeros y se ocupan, realmente, de los chicos que están solos en la calle? o por qué no adoptan?
Déjense de hinchar las pelotas!; si se sienten solos o por la más puta razón que fuera, que hasta lo tratan como hijos, quédense con ellos en su departamentucho y llévenlos a garcar a su inodoro en brazos así como hacen muchos poniéndolos a comer al lado de uno o haciéndolos dormir en la cama.
Si tenés alguna duda de lo que digo, te guardo mi zapato izquierdo que está lleno de bosta canina... ah! pero dicen que es suerte, che!! Ta bien, corro a jugarle al Quini, qué joder!! y si no, qué se yo, un par de imágenes valen más que mil palabras?



Cerrando y para sembrar un poco entre tanta incuria, recordemos las dos acepciones que la Real Academia brinda para el término "escatología":
escatología1 (Del gr. ) 1. f. Conjunto de creencias y doctrinas referentes a la vida de ultratumba; escatología; 2. (Del gr.) f. Tratado de cosas excrementicias (o sea: de los soretes; añado que "coprofagia" es comerse la caca, que se coman los frutos de sus pichichos, joderrrrrr!!!)
Au revoir.-

No hay comentarios.:

Publicar un comentario