lunes, 9 de octubre de 2006

Nadador

Después de un accidente en las sierras puntanas en bicicleta que casi me cuesta la vida y del desvelo de mi compañera cuidándome toda la noche, al otro día estaba, otra vez, prendido a una actividad física. La vida no para.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario